Archivo del Autor: victoriap

En el tiempo de los poetas libres

En el tiempo de los poetas libres,
el camino que va por el río se hace cargo del corazón;
no le dice a nadie lo que no dijo jamás:
que el poeta sufre por la sin razón del mundo,
que el poeta llora por el maltrato humano,
que el poeta ríe si nace una flor…amane

El infortunio es como un cáncer que devora a la humanidad.

Ofrecería un insulto prolongado a todos aquellos
que nunca hacen, ni hicieron nada –estando a su alcance-
por aliviar tantas penurias.
¿volverá aquél barquero indecente a guiar los pasos del hombre?

Miles de imagenes van cayendo rotas al agua.

No se dan cuenta de que estamos de paso,
(ida y vuelta, o vuelta e ida) eso nunca se sabe.
Llamamos a las puertas de la oferta y la demanda
ausentes de nosotros mismos y,
nos alcanza el espacio la palabra…

Por eso, es tiempo de poetas libres,
de ver y llamar a cada cosa por su nombre;
de hacer entre arpegios insonoros
con cada insulto que nos lanzan pensando:
“que somos tontos”
mientras el desconcierto se pierde en las formas.

 

 

 

Condenado

Este laberinto es mío; no me gusta el poder de guerra y paz en los encuentros. Yo vi escrito en las piedras como el amor tendría que morir.
Andaba de puntillas por tu lúgubre cueva, antes de llegar mi llanto hasta la cumbre.

Si volviera a nacer
calzaría las hojas de mi lecho
con un manto
de trigo y de naranjas.trna

Abatida por un calor dolorosamente azul, describía la ternura con letras mayúsculas,
mas…
vulgar e indescifrable
dejaste la cosecha a pleno sol.

Quedas condenado a vivir, a pensarme, a saber que existo.
Mis miedos y mis pasiones me pertenecen.

Pasarán los años, y convertida en diosa de nácar, seguirán mis domingos sin ceremonias; fetichistas sólo del límite seguro, en esta isla blanca donde nadie me dice cuándo debo estar al acecho, ni arrastrarme, ni rodar lejos…

Siempre ausente de ti,
siempre condenado.

Dos lunas sobre el agua (fábula)

Ya sin ataduras, se reflejan las mejillas de la niña sobre el río; sangraron hiel en su lucha por la victoria. De tanto buscar estrellas, odió el tiempo que llevaba nombre.

Las venas sin sangre…
¡Huye soledad!,
ya no puede seguir por tu camino.

En el cauce quedó su falda y hoy le ofrece frutas para el regazo:
fresas,
albaricoques…
dulce, todo dulce, vino de meretriz en el lecho.

Siempre hubo un antes, y un después donde no cabía el olvido y el agua que lleva dentro no perdona su sed.

Por la noche, asoman dos lunas al balcón de la vida: una ardiente como el rostro de Safo, otra fría acogiendo los minutos restantes.

Para ti, niña, que has perdido el miedo a los espectros, no habrá presencias que crujan a tu paso, todo serán efluvios ligeros adivinando lo que deseas escuchar.doslunas

Inútilmente fuiste reflejo de la luna,
momento de otros,
ánfora para las piedras del río,
visión vertical de mil ilusiones y fantasmas.

Blanco Roto

Se ha nublado el sol que amanece,
al ver tu imagen inerte en la orilla.
Queda triste el embalse
mientras deja de acompañar vuestro paseo,
el majestuoso porte al acercaros a extraños,
y el ansia de todos por sentir esa blanca presencia.

¿Qué persona, animal o infortunio, ha podido causar tu muerte,
si apenas se percibía tu deslizamiento por el agua,
tan suave como el reflejo de una nube de algodón?P1010199

Tchaikovsky expresó con música y movimiento
tu belleza inenarrable, en los que sólo el óbito angustiaba.
Puede que te hayas unido a él en la elegía
y te alces para invitarnos a soñar…

La tierra cubierta de plumas blancas
y tu cuerpo descansando en la rojez de la sangre,
deja una añoranza en mi que sentirá tu imagen cada día.